¡Haití!, baila…

Desgraciadamente hace 6 días la tierra se resquebrajó bajo el país de Haití. Un terremoto a 10 km de profundidad en el fondo marino, y con epicentro a 15 km de Puerto Principe (capital de Haití), sacudió con absoluta virulencia los hogares de los humildes habitantes de tan maravillosa isla. Descendientes de los esclavos africanos, poseedores de costumbres tan arraigadas e increíbles conservadas de aquella época.

El desastre natural es de magnitudes considerables, llegando a manifestarse de una de las catastrofes mundiales de mayor cifra de muertos y heridos de la historia. Los haitianos han sufrido no obstante varias replicas de entre 5 a 6 grados en la escala de Richter, dejándose notar en las próximidades: Cuba, Jamaica y República Dominicana.

Siendo haití el país más pobre de América, preocupa en demasía las infraestructuras para soporte médico en hospitales y organización para labores de primeros auxilios y servicios sanitarios, la coordinación de las ayudas y capacidad de reacción de un estado que ha sido azotado por un tremendo golpe dónde desgraciadamente los cimientos no han sabido bailar. Por lo tanto, se hace necesaria e importantísima la ayuda internacional que está paliando en la medida de lo posible que se produzcan más victimas, e intentando paulatinamente acabar con la escasez de alimentos y agua, y aliviar a la nación de la locura y del shock producido por tan repentino golpe. Está resultando realmente difícil llevar a cabo el avituallamiento porque tanto las comunicaciones como los edificios y personal cualificado han sido fuertemente afectados, los vuelos han sido cortados debido a que la torre de control del aeropuerto no está operativa y el combustible mengua.

Personalmente yo no agradezco la ayuda que tú puedas mandar a Haití, ni me interesa, pero seguro que los haitianos sí. Tampoco sé la satisfacción que te puede producir tal ayuda, pero para las victimas procurará un halo de esperanza que tras un mundo concebido y que ahora queda destruido tras la perdida de familias, amigos, conocidos, desconocidos, que hace una vez más distraer nuestra atención del mundo moderno y obliga a darnos cuenta que la vida con poder o sin poder, con dinero o sin dinero, con orgullo o sin sabores, no es más que vida. Y esa vida completa un ciclo que hoy debemos extender para las personas que nacieron de los escombros y el polvo de un país para mí tan rico, que económicamente es pobre.

El Cabanyal: no passaran!

“Que açò es farà així i punt”, eixe deu ser el pensament tant de Francesc Camps com de l’alcaldessa de València, Rita Barberà, al pensar en el nou pla de El Cabanyal. I és que sí, una vegada més aquestes persones i totes aquelles que les envolten i recolzen al seu partit i govern, s’han lluït. És cert que el barri marítim valencià necessita  unes reformes, ja que moltes de les cases, van ser construïdes a finals del segle XIX i a pesar de tenir restes modernistes, necessiten una rehabilitació. Però, d’això parlem: d’una rehabilitació! però sembla ser que per al Govern Valencià és molt més fàcil agafar una excavadora i en un tres i no res allargar l’avinguda Blasco Ibáñez tombant cases.

És dir, es prefereix fer més llarg un carrer ample, ple de cotxes i contaminació i gelat (no és difícil veure que no m’agrada massa aquest carrer) que tindre unes cases que al 1993, quan governaven els socialistes, va ser considerat BIC (Bé d’Interés Cultural). Com diu el cantautor Pau Alabajos a la seva cançó Comptat i Debatut: “[…]País que fuig de la lectura, no siga cosa que les lletres inspiren la revolta racional i nacional que necessita[…]”. Això és el que em demostra el Govern Valencià, una negació de la cultura. El millor és que l’avinguda  anirà directa la platja, però… casualment no està en línea recta, per què? Doncs perquè si tracem una línea recta ens topem amb un hotel de gran luxe. Clar, la cultura la tombem però res de desfer-se’n del turisme, i així estem al meu poble Alcoi, esperant viure del turisme, quan sempre ha estat una ciutat industrial, però això és altre assumpte…

450 edificis tombats. “És que els habitants després tindran una casa millor”. Ja, i mentrestant? No és que vulgues tindre casa, és que vols tindre ta casa, amb els teus quadres, mobles, el clot a la pared que va fer el teu fill al topar-se de menut. .. però tornant al pla, he de dir que no ha segut acceptat pel Govern Central i el Ministeri de Cultura, que també té competències sobre aquest territori. No obstant això, Rita Barberà s’ha tret de la mànega (o del seu bolso regalat) una norma aprovada per via d’urgència pel Consell que autoritza l’execució del pla especial de El Cabanyal. Molt bé, desafiant les normes…

Per tot açò, i casos i paraules que pot ser no he arribat a llegir i que atempten contra allò que crec que és dels habitants de El Cabanyal, m’agregue al Facebook de la plataforma Salvem El Cabanyal, encara que… què fàcil és fer açò, no? Jo mateixa m’avergonyisc de la poca implicació que tinc. I eixe és el problema, que als valencians els xafen les arrels poc a poc, i tanquen la boca! Fem alguna cosa, i fem-la ja! “No passaran”.

La calle, el domicilio de los “sin techo”

En estos días helados, donde la nieve es la protagonista, se agradece disfrutar de un cálido hogar para protegernos de los grados bajo cero. Las mantas, las estufas, las calefacciones o las chimeneas son nuestros objetos de compañía en tiempos de frío.

Pero por desgracia, no todo el mundo disfruta de la suerte de poder evadirse de estas temperaturas. Son muchas las personas que carecen de un techo para protegerse de las noches heladas, lluviosas o nevadas.

Los vagabundos son los que viven en primera persona y de Sol a Sol las sensaciones que la calle ofrece. Los cartones son sus únicas estufas y el banco de cualquier parque o la acera de cualquier esquina, sus camas.

Motivos económicos, abandono y adicción a drogas o alcohol son algunas de las razones que han acarreado convertirse en los “sin techo”.

Es triste pensar en la situación de estas personas y sobre todo, cuando en la mayoría de países existe un elevado nivel de vida.

Para estos humanos, ganarse la vida resulta muy complicado, pues existe bastante rechazo a la hora de contratarles, así que pedir dinero es una de las opciones más comunes.

Actualmente, lugares públicos como estaciones de renfe o autobuses son cerradas por la noche, y unas de las razones es para evitar el cúmulo de vagabundos que  desean -o mejor necesitan- un lugar con cuatro paredes donde pasar la noche.

Con lo ya contado proclamo un llamamiento y una reflexión de la vida, debemos darnos cuenta de que en ocasiones -y bastantes veces- nos quejamos sin razón.

Quan comences tu els exàmens?

És la pregunta que he estat fent tots els Nadals a tothom que veia! No sé si seria per el simple fet de quedar bé en la gent o per sentir-me millor al saber que la majoria de gent comença tal dia com dema el període d’exàmens.

Els Nadals van tocant ja al seu fi i com tots els anys donen pas a l’època que menys ens agrada als estudiants: exàmens. I després diuen que el pitjor d’aquest mes és la famosa “cuesta de enero”. Si home! El pitjor és acomiadar-se de tot allò que has estat fent durant les dos últimes setmanes. Qualsevol moment és bo per quedar amb els amics: la cervesa a les 13 del mix dia, el cafenet a les 15:30, l’altra cervesa d’abans del sopar… Doncs sí, aquest desenfreno ha arribat a la seua fi xiquets.

Ara venen els llargs matins i vesprades estudiant a les biblioteques, els dinars express en els que intentes economitzar el major temps possible, les nits a base de cafè i Red bull, i com no les ulleres que denoten que el dormir està de més en aquesta època.

Els nervis dels moments d’abans d’entrar a l’aula en la que eres conscient que et posaran un full al davant i pot ser no sabies molt bé què se t’està preguntant, o que et quedes en blanc. Els moments de després dels exàmens quant un amic et telefona i et diu: “ei! Ja estan les notes a l’aula virtual”…

Però gent, açò és qüestió de menys d’un mes així que haurem d’enclaustrar-nos a casa durant aquest temps i sacrificar alguns aspectes de la nostra vida quotidiana.

Per a que desprès digen que la vida d’estudiant és la millor!

Gemelos nacidos en distinta década

Hoy el tema va de gemelos. Sí, aquellos tan idénticos de físico y cuyos DNI suelen variar muy poco. No os podéis imaginar los casos chocantes que existen sobre nacimientos de tales hermanos.

Empezamos el año con casos anecdóticos y verdaderamente peculiares. Entre ellos, destaca el nacimiento de dos gemelos en distinto día, año, e incluso, década. ¿Cómo? Sí, yo también cuestioné al escuchar la noticia.
Estos gemelos, por tan sólo diez minutos, no comparten fecha de nacimiento. Marcello, el hermano mayor y Stephano, el pequeño, nacieron por cesárea en el Hospital General de Tampa (Florida), pero el primero lo hizó minutos antes de abandonar el 2009, y el segundo prefirió ver la luz en el nuevo año. Y por tanto, a estos hermanos les separa una década.

El parto de Margarita Velasco, la mamá, se adelantó diez semanas, hecho que ha permitido a esta familia hacer historia. Para que luego digan que un minuto más o menos es insignificante. En este caso, el movimientos de las agujas del reloj no ha pasado desapercibido.

Los bebés podrán ir a casa después de permanecer dos meses en la incubadora.

Como dice el papá de lo pequeños, nacer días diferentes “será positivo porque así cada uno de los muchachos tendrá su propia fiesta de cumpleaños”.

Tras consultar este caso, encontré por la red otros asuntos chocantes sobre este tema. Me quedo con el ocurrido en año nuevo del 2005, cuando dos hermanas gemelas, de 21 años,dieron a luz, el mismo día, a gemelos, en el hospital de Atlanta (EEUU).
Además de ser impactante que dos hermanas den a luz el mismo día y justo en año nuevo, aún es más peculiar que sean gemelos los bebés de ambas.

Según las autoridades médicas, estos casos suceden una vez en un millón.

Os cuento una anécdota rápida… era el cumpleaños de unas gemelas que compartíamos instituto -y ahora facultad- . Justo ese día (tras recordarme el tuenti durante una semana el cumpleaños)me encuentro con una de ellas, y le pregunto, “¿hoy es tu cumple o el de tu hermana?” Reíros, pero… es uno de estos momentos de “tierra trágame”.

Tuenti-dependents!

“Dona’m el teu tuenti”… “t’agregue al messenger”… i per què totes aquestes frases? Perquè estem tots fixats per les rets socials! No se’n salva cap ni un! Sembla que últimament a classe no parem de parlar d’estos temes i ens indignem per què ja ho sabem tot d’ells, però el que no ens indigna tant és visitar-los cada dia. En Periodisme Digital, en Teoria i Història del periodisme…  però com volem que no es parle d’això si el primer que fem a l’entrar a casa és fer un clic en “inici” per veure si algú ens ha escrit?

És exagerada la tuenti-dependència que patim. Jo al menys em considere tuenti-dependent, perquè, com deiem a classe, ja no podem ni llegir tranquil·lament, perquè és massa passiu per a nosaltres, i dessitgem arribar a la pàgina que ens hem autodeterminat, per fer un descans i mirar si algú ens ha dit alguna xorrada o ha comentat una foto en la que ixim fatal. Però és que realment va massa bé! Ens estalviem diners ja que tots estem sempre entrant a la ret social on estiguem registrats, i podem quedar per ahí i arribem fins al punt de fer-nos fotos pensant en posar-les després per a que la gent les mire. Perquè això és altra, a classe vaig presenciar un debat sobre si les fotos dels nens a la televisió s’haurien de pixel·lar o no, i molta gent es va mostrar a favor del pixel·latge amb arguments com que s’ha de respectar el dret a la intimitat… però de quina intimitat parlen? Si dia a dia circulen fotos nostres per Internet i ningú es queixa? És cert que podem escollir qui pot entrar al nostre perfil, però també és cert que xiquetes d’uns 15 anys es fan fotos quasi despullades i les penjen obertament al públic. Pensé que açò s’hauria de regular, i molt abans que la discussió de si està be que hi haja crucifixos en les aules dels col·legis.

Per no parlar de la relació que tenim amb els pares. Cada dia parlem menys amb ells i acabem de sopar i ens aïllem a la nostra habitació, on ens espera tot un munt de gent via Internet, per continuar parlant i no precisament del futur del país, ni de la pau en el món. A la meva casa d’estudiants podem estar-hi quatre persones a la mateixa habitació durant vint minuts, i no parlar-se ningú perquè hi estem tots de cara a la pantalla del nostre ordinador personal.  I això em fa por, tampoc demane que juguem al parxís i la oca, però mai arribarem a conèixer-nos a no ser que organitzem un sopar o deixem de banda el messenger. Jo mateixa mentre escric açò, he mirat el meu tuenti tantes vegades que he perdut el conter.  Hi ha gent que ha provat de deixar-se el tuenti, però al cap d’un mes se l’han tornat a fer perquè no s’enteren de res del que passa entre els seus amics. “No tens tuenti, no tens amics”.

I hi ha tantes i tantes coses que escriuria sobre aquest tema… però com he dit abans, crec que tots sabem de què va, i m’avorrisc a mi mateixa parlant sobre açò. Deixe’m-se de tonteries i iscam al carrer a parlar cara a cara amb la gent que ens estima. És possible que algun dia existisca un centre de desintoxicació internauta? Si és així, allí ens veiem tots!  A ningú que li passe estar tan enganxat!

10 centímetres de diferència en una mateixa talla…???

Això he llegit fa uns minuts en el periòdic 20minutos, que com molts sabeu acostume a llegir tots els matins. 10 centímetres? Aquest pot ser el punt que faja decidir a una persona començar amb una dieta o no. Quan tu tota la vida has emprat la talla 36,38, 40 o 42 i vas en les últimes setmanes a comprar roba i les prendes amb aquestos tallatjes no et caben, et fa pensar un poc en què serà de tú després dels nadals.

Plantejem-ho així: abans de menjar dolçets i fer la “marrana” amb el menjar de cap d´any, nadal, tortell de reis… ja no t´entren els pantalons… què passarà quan aplegen al seu fi les vacances? No vull saber-ho…

Però és molt cert que en moltes ocasions, aquelles tendes de roba en les que confiem com ara Bershka, Stradivarius, Pull and Bear o inclús Zara (que per cert pertanyen totes al mateix grup: Inditex, del que Amancio Ortega és propietari), ens fan creure que si emprarem una talla o dos per baix, estariem de millor vore.

Veus una blusa moníssima expossitada en un maniquí i penses: “Ésta me la compre!” però quina és la teua sorpresa quan al posar-te-la a tu et fa l´esquena ampla, curta de melic i amb conseqüència que se´t veja més del que voldries el culet. Aques problema està present en la majoria de les dones que van a comprar roba, encara que en molts casos també en els homes, encara que ells no li donen molta importància: si els agraden uns pantalons, se´ls posen i au! No pensen si els fa culet o no, o si els fa aparentar més menuts del que en realitat són.

Les dones en canvi, per poder comprar-nos uns “puñeteros” pantalons ens podem tirar fàcilment tota una vesprada, per a acabar dient al final: “ai… doncs tampoc m´acaben d´agradar aquestos. Ja tornaré un altre dia” .

Pot ser el problema el tinguem les dones, que ens deixem portar massa per l´opinió externa i que intentem sempre estar 10 per a la resta, i jo la primera!

Bailar salsa con 75 años

A los 75 años, Sarah Paddy se mueve y baila como una quinceañera. No es una mujer de goma, sino de carne y hueso, pero es capaz de dejar boquiabierto a quienes la observen bailar salsa.

Probablemente recordéis aquello que estoy comentando, ya que el pasado dos de diciembre ganó el concurso de Telecinco “¡Tú si que vales!” junto a su pareja Nico, de 29 años. Paddy dejó anonadado al jurado con sus piruetas, giros y habilidad corporal.

A pesar de los 46 años de diferencia, Paddy y Nico representan una exitosa pareja en el mundo de la salsa acrobática. Bajo el lema “Son del Timbal”, han recorrido 28 países para mostrar sus increíbles y fantásticas exhibiciones. La mujer británica y residente en España ha causado furor e impacto en gran parte del mundo. Algunos ejemplos de titulares que han hecho eco de esta noticia, son «La reina de la salsa tiene 75 años» (Il Seccolo XXI), «es la respuesta española a Susan Boyle» (Il Corriere della Sera), «Paddy bailó como si tuviera 20 años» (Times), «se ha convertido en la sensación de Youtube» (The Sun).

Ella asegura que bailar le ha rejuvenecido, a pesar de padecer problemas de salud como colesterol y medicarse diariamente. El baile ha sido su ayudante para afrontar la muerte de su marido. Así que, a modo de terapia, acudió a la academia de Nico para aprender flamenco, pero sus grandes dotes en la salsa no debían desperdiciarse. Este arte que le corre por sus venas comenzó con a penas dos años, cuando se decantó por el baile clásico. Tras un paréntesis matrimonial donde dejó de lado esta atracción, reanudó su gracia artística hace cinco años.

Personas más jóvenes que Paddy son incapaces de menearse con tal soltura. Vieja de edad, pero sin duda alguna, joven de espíritu y de físico. Esta mujer es un claro ejemplo para aquellos que afirman que los años no envejecen, sino rejuvenecen.

Robar sin ser visto

Resguarde sus pertenencias, no pierda de vista su bolso, no haga caso si le tiran una moneda al suelo para que la coja o simplemente se acerquen a usted para hablar, puede ser que usted esté a punto de ser víctima de un atraco. Vigile sus bolsillos y sobre todo su cartera. Esta práctica de robar llamada “carterismo” afecta a miles de personas a diario en nuestro país. No hay armas ni violencia, simplemente se produce el robo sin que el damnificado se dé cuenta.

Esta destreza de la que alardean algunos de los atracadores se practica generalmente en lugares públicos donde la vigilancia es escasa o nula, pero también se pueden producir en lugares cerrados como bares y restaurantes muy concurridos.

El afectado no se percata de que ha sido robado hasta que azarosamente decide coger su bolso para pagar, mirar el móvil o simplemente coger su cartera del bolsillo.

Podremos decir pues, que las “víctimas perfectas” son aquellos que, en lugares abarrotados, descuidan sus pertenencias, generalmente sus carteras. Los carteristas aprovechan las fiestas de los pueblos, donde la gente se aglomera o también en el metro y las paradas de autobuses. Generalmente es en estos lugares donde no percibimos el peligro del robo y descuidamos nuestras pertenencias, sobre todo si vamos acompañados de más gente y entreteniéndonos con algo.

La actuación de estos mangantes suele ser de manera individual, realizando su “trabajo” con sumo cuidado y sigilo para que el afectado no repare que ha sido atracado hasta pasados unos minutos cruciales, que den tiempo al atracador para poder “desentenderse” del suceso y salir, como dicen ellos, “por patas”.

La publicidad exterior de Sol a Sol

La publicidad exterior nos acompaña en el día a día. En cuanto se sale a la calle, es raro no ver algún tipo de soporte publicitario que pretenda captar nuestra atención. Muchas veces lo consigue, otras, muy a su pesar, pasa casi -nunca del todo- desapercibido.

Otras más y otros menos, los soportes publicitarios como las carteleras, carteles y vallas, siempre van a crear un impacto al usuario que probablemente pasará a convertirse en consumidor del objeto publicitado.

Valla publicitaria de McDonal's

Valla publicitaria de Smart

¿Con qué nos entretenemos mientras esperamos el autobús? Observar el póster de publicidad de la marquesina es una acción que solemos hacer. También es habitual comentar entre la gente la publicidad que se expone y, por consiguiente, empezar hacer comparativas entre, por ejemplo, si la modelo que posa en la fotografía ha sido retocada con photoshop o es así por naturaleza. Al igual que nos llama la atención aquello que se publicita, también causa impacto el vacío de aquel espacio que solía estar ocupado por algún soporte publicitario, ¿ahora, con qué me entretendré mientras espero la llegada del autobús?

Además de promocionar y querer vender los productos, la publicidad exterior puede conseguir movilizar la opinión pública. Un claro ejemplo es la confrontada publicidad entre ateos y cristianos reflejada en los transportes públicos que

Autobús ateo que circulaba por las calles de Barcelona

portaban por lemas “Dios existe” o “probablemente Dios no exista, deja de preocuparte y disfruta la vida”. Asimismo ha sido tema de debate a la hora de culpabilizarla por ser la causa del deterioramiento del medio ambiente y pasaje urbano.

El mensaje de exteriores es un hecho presente las 24horas del día, no es posible apagarlo ni encenderlo con un mando, como puede hacerse con los anuncios de televisión, ni dejarlos a un lado o tirarlos a la basura como sucede con los folletos publicitarios. La publicidad define la sociedad por momentos y esto crea un ámbiente mercantilista. Es pues, de gran interés, saber qué es aquello que nos acompaña por la calles y que lleva por nombre publicidad exterior.

« Older entries